Alex ¡qué cruz!

El gafe de British Airways

Al gafe de British Airways le hackean la web

El inefable CEO de British Airways sigue haciendo de las suyas después de su breve paso por aquella low cost fugaz, Clickair y el descontrol absoluto en la fatídica Vueling, de nombre tan horroroso como su desempeño. Además del caos total que montó en Heathrow hace unos meses.
Ahora le han robado los datos, incluidos los de sus tarjetas de crédito, de los clientes de la aerolínea del Imperio, durante dos semanas, dos, sin que nadie cayera en la cuenta. Los piratas se han apropiado de unos 380.000 pagos con tarjeta y los chorizos pudieron hacerse con nombres, apellidos, direcciones físicas y de correo electrónico, números de tarjetas y sus fechas de expiración y códigos de seguridad, datos suficientes para realizar compras o vaciar cuentas.
No contento con eso, la aerolínea comandada por el español, retiró las reservas  de más de 2.000 vuelos que vendió, erróneamente, mucho más baratos de su precio habitual, un error que calificó de «excepcionalmente raro».
Y ahora afirma «que nos tomamos muy en serio la seguridad y privacidad de nuestros clientes». Menos mal. Si se la llegan a tomar a broma seguro que subastan los datos en Wallapop.

Heathrow como El Prat

A British se le funden los plomos

A British se le funden los plomos

Se pueden inventar lo que quieran, incluso que les ha fallado el suministro eléctrico, pero lo cierto es que el caos del transporte aéreo amenaza por doquier y a la vuelta de la esquina.
El aeropuerto más importante de Europa, el londinense Heathrow más el segundo de abordo, Gatwick, están tan colapsados como lo estuvo El Prat a principios del verano pasado, y como, según todos los augurios va a estar este año, Aena contra el independentismo, por mala planificación, gestión caótica, chapuzas generalizadas, ambición desmedida y lowcostismo a ultranza…
Pero lo mejor es llamarlo ciberataque, fallo en el suministro eléctrico o cualquier otra excusa de mal pagador antes de reconocer que ante el puente brexiano -hoy es fiesta en la imperial y monárquica UK-, simplemente IAG ha sufrido un apagón neuronal
Y no conviene olvidar que Alex Cruz, consejero delegado de British Airways es español y fue presidente de la fugaz Clickair y de la torturante Vueling.

La prensa amarilla inglesa, perdón por la redundancia, ha cargado contra el CEO español por echar a los informáticos ingleses y contratar indios de la India, que son muy apañados de precio.

Así son los altos ejecutivos que ingresan millones de libras al año… lo que ahorran en sueldos de los demás lo gastan en el propio.