Riu, Baraka, las amistades peligrosas

Trini denuncia a sus socios

Trini denuncia a sus socios

Fue un sainete interminable debido a la personalidad arrasadora del murciano Trinitario Casanova, véase el look en la foto, antiguo condenado por estafa en la Bolsa, y ahora su empresa Baraka remata la faena denunciado a sus socios hoteleros de Riu por no escriturarle 15.000 metros cuadrados del mamotreto de Plaza España según su versión.
Los hoteleros, que están en plena reforma del edificio, publicaron inmediatamente una nota de prensa desmintiendo que tuvieran que escriturar nada a su nombre sino que lo que había era un contrato de mandato, no representativo, de venta para la búsqueda de inversores de la zona comercial que no ha cumplido Casanova, pese a reiterados requerimientos. 
Parece ser que Riu quiere endosar esos 15 metros comerciales a Corpfin.
Trini Casanova se ha rebotado y conforme a su carácter glamouroso aduce también, reconformado en arquitecto municipal, que la reforma no se está haciendo correctamente, es decir, a su gusto.
Carmena y su troupe de concejales manteros por su parte, no parecen que vayan a acometer jamás la populista reforma pendiente de Plaza España, referéndum incluido.
Ya nos lo decían de pequeños, hay que tener cuidado con las malas compañías. 

Las infraviviendas inundan AirBnB

Casa San Xiao, Cariño


España no es lugar para ingenuos

La mayoría de la gente cree que la multinacional revisa previamente las viviendas que oferta. Nada más falso, son los sufridos clientes los que informan y denuncian casos flagrantes de infraviviendas, estafas y timos. Y las sufren, claro. La «colaborativa», todos colaboramos en sus millonarios beneficios que no pagan impuestos, se limita a tomar nota de las quejas, reclamaciones y protestas y las cuelgan en sus páginas. Y a veces ni eso, camuflando las evaluaciones negativas.
Paleo grupo electrógenoEste comienzo de verano ha sido particularmente agitado con decenas de miles de ofertantes que ofrecen infraviviendas sin luz, o con grupos electrógenos defectuosos, váteres atascados, pilas de fregar embozadas, camas con habitantes, toallas rotas y sucias, calentadores de agua destinados a suicidas, y demás lindezas que siempre han proliferado cuando se alquilaban a distancia. Ahora lo hacen en las plataformas de moda, no enseñando fotos comprometedoras, ocultando vicios, engañando sin timidez alguna.
Es el caso por ejemplo de la Casa de San Xiao en Cariño, A Coruña, donde no hay luz ni lavadora, el grupo electrógeno dura apenas cuatro horas debido a su depósito de poco más de dos litros de gasolina, haciendo que la nevera chorree en cuanto se va la luz; el calentador de butano es de infarto, no quieren pagar la gasolina y mientras la anfitriona disfruta de su Iphone en la capital, la madre lidia con las quejas de sus huéspedes entre gritos y amenazas de echarles debido a sus quejas. Y no busque en su perfil de Airbnb las fotos adjuntas, de la «cocina» y grupo electrógeno de los tiempos de Fraga, no se atreven a colgarlas.
Todo vale para engañar a los veraneantes mientras las plataformas se llenan los bolsillos. O sea que como siempre, más vale comprobar previamente in situ antes de alquilar. España no es lugar para ingenuos, pero es tierra de pícaros y timadores de toda laya.
Cocina de los tiempos de Fraga, pila embozada

Hola Trini, ¿hay alguien ahí?

Mañana cumple el plazo del Edificio España

Mañana cumple el plazo del Edificio España

Gran emoción en los graderíos y todavía no ha comenzado la Champions. 
¿Se presentará el prestidigitador murciano Trini Casanova a soltar a Wanda los 245 millones de euros que debe al grupo chino? 
¿Se quedarán los astutos orientales con los 20 millones de depósito que había soltado el CEO de Baraka? 
¿Veremos un remake de Infiltrados de Scorsese Trini no paga no mercansía ?
Hará el avispado empresario condenado a un año de cárcel por estafa el «pase negro» y le endosará el mamotreto neofranquista a alguien con músculo financiero?
¿Estarán los hoteleros de Riu rezando el rosario para que no salga la operación?
¿Aparecerá alguien del ayuntamiento podemita de Madrid a respaldar el evento y asegurar una operación que apuntale el proyecto Plaza España y su hipotética reforma?
La respuesta mañana… (probablemente)

Plaza España, de sainete a bufonada

Baraka podria intentar el pase negro

Baraka podría intentar el pase negro


Por supuesto no se produjo la venta del Edificio España el pasado viernes. Al parecer faltaba un requisito, una argucia más bien, de tipo legal y menor. Wanda no había depositado sus cuentas, algo de lo que Baraka no había dicho ni pío antes de llegar a la firma, por lo que se sospecha de que se trata de una triquiñuela del murciano, Trini Casanova, para no efectuar el pago convenido, 252 millones.
A los chinos parece que se les ha acabado la paciencia ante la pícara astucia, más propia de los personajes cervantinos, de los Baraka, que podrían estar jugando a realizar el pase negro, es decir vender la propiedad a un tercero antes de pagar la totalidad de la compra y hacerse con las plusvalías y la publicidad de la operación sin soltar el dinero que no tienen. Según Cinco Días, ya lo habrían hecho con anterioridad y con buenos resultados antes de que el líder supremo hubiese sido condenado a un año de cárcel por manipular acciones del Popular en Bolsa y difundir información falsa.
Wanda ha decidido y publicado que si no suelta la gallina antes del 1 de junio abortarán la operación y se quedarán los 20 millones de euros que Trini ha soltado como anzuelo, perdón, como depósito.

Sigue el sainete de Plaza España

Mucha Baraka se va a necesitar

Mucha Baraka se va a necesitar

El empresario murciano comparado a Jesús Gil, aunque de estilismo infinitamente más glamouroso, véase el detalle plantar, anda buscando 200 millones para pagar a Wanda el edificio España este mes de marzo. Ya le ha endosado el futuro hotel a Riu, que dice a su vez que paga 100, y los bancos no le prestan dinero porque no puede hipotecar el mamotreto con su futuro socio hotelero dentro.
Así, Expansión informa que afirma estar sobrado de dinero propio y que 200 millones no son nada para un tipo como él.
El sainete prosigue en medio de votaciones ridículas, nombres no menos hilarantes, Hello mother nature, fuck you Mr. Ford o algo así… declaraciones de los podemitas jefe en tono grandilocuente sobre la democracia directa y los plebiscitos sobre el Fuero de los Madrileños. Y Madrileñas.
Nosotros seguimos teniendo nuestras reservas sobre la reforma, Trini no paga, no mercansía como decían en la película de Scorsese, El infiltrado; sobre la compra de un individuo condenado por estafa en Bolsa, sobre Carmena su combo podemita y sus votaciones para mejorar la Gran Vía
Por cierto, ¿por qué no votar si derribar el mamotreto franquista conocido como Edificio España?

Votar pocos, votar pa na

Plaza España sigue el disparate

Plaza España, sigue el disparate

Votaron pocos, pero no ha servido para nada. Los 7200 participantes de un censo de 2.700.000, que se identificaron, rellenaron cuestionarios, se dieron de alta y emitieron su veredicto para elegir un modelo de reforma de la Plaza España de Madrid han visto acabar su voto en la papelera. El jurado ha desestimado su elección, Pradera Urbana, que recibió la friolera de 903 votos.
El jurado técnico formado por el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid y del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid, ha optado por elegir dos finalistas Welcome mother Nature, good bye Mr. Ford, que cosechó 401 votos, y Un paseo por la cornisa, con tan solo 170.
El concejal del ramo, Calvo, está muy satisfecho de la participación y del resultado, sin aclarar el número de copas ingeridas previas a sus declaraciones. Ha invitado a los madrileños (y madrileñas) a seguir votando en otras iniciativas del todo inútiles. «Total, no sirve para nada, pero se entretienen».
Por otra parte, el eximio murciano Trini Casanova continúa deshojando la margarita para comprar el Edificio España a los chinos de Wanda. Riu ha anunciado que participará en el proyecto de hotel sito en el edificio desbancando a Hard Rock, más del look y del agrado del simpatico dueño de Baraka.

Un condenado por estafa al frente del Edificio España

El Jesús Gil murciano

Trinitario Casanova, el Jesús Gil murciano

El empresario murciano, hecho a sí mismo, que tiene una figura de Tío Gilito en su despacho, es el gran aliado de Carmena y su pintoresco concejal de Obras José Manuel Calvo, para hacerse con el edificio España, en el centro neurálgico de Madrid, tras la espantada del grupo chino Wanda, respetando su espantosa fachada neofranquista, eso sí, y sin poner un euro en la remodelación de la plaza que los populistas del ayuntamiento han colgado en su web Decide Madrid.
Trino, como le llaman sus allegados, fue condenado a un año de cárcel por inflar el valor de las acciones del Banco Popular en su salida a Bolsa. 
También se vio implicado en el caso de la Zerrichera, una finca que compró, que vio multiplicado su valor por 15 al ser recalificada, que vendió y en la que su posterior dueño, la Kutxa vasca, nunca pudo urbanizar porque se revocó la recalificación por motivos medioambientales. Para controlar a la opinión pública de su región, compró el ya desaparecido diario El Faro.
La reforma proyectada ha cristalizado en 70 proyectos colgados en la web trucha de pretendida decisión popular y puede ser votada por los madrileños (y madrileñas) que se abran una cuenta y verifiquen sus datos con el padrón (todavía no piden las huellas digitales) deberá dedicar cientos de horas a bajarse las memorias de los proyectos, de varios megas cada uno, revisar sus fotos, y realizar comentarios y finalmente su voto será ponderado para que tenga menos valor.
El Eurovegas Podemita
Carmena y Trino
Sobre la reforma de la plaza España votamos, el que firma participó, 28.000 madrileños sobre un total de más de cuatro millones, lo que la alcaldesa de Madrid juzgó como un éxito sin precedentes.
El chusco procedimiento  de los Carmena’s Boys no lo supera ni Maduro en su referéndum convocatorio, (sic) y al nuevo emprendedor murciano ni siquiera se le acerca el orondo Jesús Gil tan amigo de la Duquesa de Aguirre.
Una reedición del Eurovegas en versión Podemos…