Los verdaderos hombres en negro

los-hombres-de-negroAirBnB se hace agencia… colaborativa

Ante la indignación de las agencias de viaje, AirBnB mecido en los cálidos brazos de la Trumpeconomics, ha decidido dar el paso de convertirse en agencia «para recuperar la magia» tal y como apunta, Brian Chesky, consejero delegado de una compañía que vale 30.000 millones de dólares en bolsa.

Ofrecerán vuelos, transporte, clases de idiomas, guías locales… Y todo sin regular, por negro, y por supuesto sin cotizar un euro a la seguridad social. Es… la magia del capitalismo como decía un antiguo prócer pasiego de Telefónica antes de comprarse un pazo y montar una agencia real que acabaron ambos en fiasco.
Claro ahora los agentes se rebotan. Vicente Pizcueta de FETAVE, una de las patronales del sector se acaba de caer del guindo: «Las grandes empresas tecnológicas están aplicando un capitalismo salvaje y radical, pero parece que están bendecidos por el ‘glamour’ de las nuevas tecnologías. Y así acaparan mercados como el del transporte, el del turismo o el financiero. Estamos viendo pasar nuestro cadáver».
Mientras en Dinamarca, que no se andan con puñetas, acaban de declarar ilegal a Uber, los taxistas de negro. La multinacional se muestra decepcionada que ahora que los americanos votan masivamente por volver a los tiempos del esclavismo vía Ku Klux Kan, se prohiba que los trabajadores blancos vuelvan al feudalismo. No es justo, se duelen, ya no hay libertad…

O’Leary el payaso ultra low cost

Ryanair, ultra low cost

Ryanair pide a los hoteles contención de precios

El irlandés más incontinente y uno de los más ricos de la isla, el CEO de Ryanair, quiere llenar España de turismo low cost y exige a los hoteles que frenen la escalada de precios que llevan protagonizando desde finales de 2015, con unas subidas que rondan el 25% para el año que viene.
Máxime cuando la aerolínea pretende trasnportar a la mitad del turismo que entra y sale del país y bajar sus precios, en base a la previsible bajada del queroseno, en torno a un 10%.
Es decir, más turistas ultra low cost debido a la masificación producida por un cóctel imbatible: billetes baratos más habitaciones de saldo y en negro.
El gasto por turista en julio de este año ha caído un 2,09% hasta situarse en los 1.72 euros por visitante según Egatur y el INE y la estancia también se redujo 0,6 días sobre la media hasta alcanzar los 8, 3 días.
Es decir más turismo insostenible, más monocultivo hostelero, menos empatía con el turismo masivo e invasivo.

Goa entre La Manga y Magaluf

Paraísos perdidos

Los viernes, un poco de relax

Paraísos perdidos

Hace muchos años era un paraíso donde recalaban los hippies después de bajar por tierra hasta Pakistán y Nepal, para dejarse arrullar por las olas de un mar batido pero no agitado, exactamente al contrario que los Martinis del 007, que nunca hubiera parado por allí.
Solo había que tener cuidado con las amebas y con los vendedores de artesanías de la playa: con el chorizo trucho de reminiscencias portuguesas, y con no abusar del motor rickshaw en trayectos desde  Panaji o el aeropuerto a las playas que te metían un chute de gasoil en el alma.
Luego llegaron las primeras avanzadillas de occidentales cansados de los ashrams austeros y la vida disciplinada del yoga de tierra adentro.
Y finalmente llegaron los rusos, una especie turística especialmente depredadora, de dinero fácil y educación y caprichos de nuevos ricos. Y tras la fiebre llega la resaca. 
Ahora es un paraíso perdido por la masificación, el turismo insostenible y el ansia india de hacerse ricos, solo superada por los chinos en los engendros construidos en Vietnam, por ejemplo al filo de la bahía de Ha Long, en el norte.
Basura, plástico, aguas fecales, inseguridad, asaltos, falta de alcantarillado, construcción masiva, casinos flotantes… así lo describen en The Guardian una pareja mixta que ha huido  tras años de vivir en Goa.
O sea, como la Manga del Mar Fecal pero con yoga. Y donde las medusas son sustituidas por las bolsas de plástico. O como en Magaluf sustituyendo los ingleses macarras por rusos mafiosos
Ese parece ser el imparable futuro de las costas turísticas si no lo impedimos. Si no nos rendimos al mantra falso de la creación de puestos de trabajo de ínfima calidad que enarbolan los grandes tour operadores y sus corifeos en los medios.

Venecia, DisneyBarna y otros parques temáticos en peligro

El NYT se une contra el turismo insostenible

El New York Times se une a la denuncia del turismo insostenible

The Guardian, Le Monde, y ahora el periódico más influyente del mundo, el New York Times, acaba de publicar en su edición en castellano un reportaje sobre Venecia en que critica la fiebre turística que está destruyendo ciudades y lugares declarados antaño Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y ahora oficialmente en peligro.
Es el caso de Venecia donde los grandes cruceros amenazan con sus moles la plaza de San Marcos, mientras sus habitantes huyen despavoridos, pasando de 174.000 en 1951 a 56.000 en 2014, y el número de hoteles ha sobrepasado ya los 24.000 y amenaza con llegar a los 50.000 y despoblar totalmente la ciudad.
Y la huida masiva de las hordas turísticas de Egipto, Turquía y Túnez no hace más que intensificar el destrozo causado a lugares delicados que no soportan más la desmedida ambición de los grandes operadores turísticos, más contaminantes que las petroleras.
«El turismo está destrozando la estructura social, la cohesión y la cultura cívica venecianas, pues se hace cada vez más predatorio». 
No lo dicen los «radicales y peligrosos alcaldes podemitas» y sus concejales de turismo, calumniados diariamente por la prensa especializada al servicio de los tour operadores. Lo dice el New York Times.

La invasión de los brexitas

Los brexitas invaden España

Los británicos petan España

Lo dice The Guardian, es decir son cifras del otro lado del espejo autocomplaciente español y tiene que ver mucho con los recientes ataques de los yihadistas al aeropuerto de Estambul, a Egipto y Túnez. Eso ha inflado las cifras de turistas procedentes de las islas hacia España, uno de cada cuatro guiris de un total de 9,6 millones solo en julio, pero también hacia Cuba o Bulgaria.
Y los que más han soportado el aluvión han sido Barcelona, Baleares, Costa del Sol y Canarias que ha soportado este verano temperaturas auténticamente saharianas. Pero también otras latitudes se han visto desbordadas, por ejemplo Almería con un incremento de british del 54%.
Según la Asociación de Agencias de Viaje Británicas el número de turistas que han venido a España se ha incrementado un 25%, con una caída en Turquía del 30%, un 60% en Egipto y un colapso casi total en Túnez.
El periódico también recoge las muestras de malestar con la saturación y las pintadas de «Guiris go home» y «Turistas sois los terroristas» aparecidas en Mallorca y otros lugares y rápidamente borradas por las policías locales.
Por cierto, también se hace eco de las monstruosas rebajas ofrecidas en Turquía en el last minute. Casi te pagan por ir a ver el país del sultán Erdogan y sus purgas. Thomas Cook ofrece una semana en un hotel 5 estrellas en Anatolia por 598 libras, todo incluido. Y en Mallorca lo mismo cuesta 1402 libras, pero sin suplemento de bombas.
Pero convendría no echar demasiado las campanas al vuelo, por floreciente que haya sido el negocio de los hoteleros y exultantes sus gritos de euforia con sueldos de miseria y condiciones laborales tercermundistas: esto no va a durar para siempre…

La Manga ahora fecal

La Manga ahora fecal

El charco interior rebosa

Los pueblos turístico de costa revientan de turistas y veraneantes y las infraestructuras no dan más de sí: cortes de luz y de agua, caída de la red de telefonía móvil, rotura de colectores y emisarios marinos, malos olores…
Es el precio de los 70 millones de guiris y los otros millones de veraneantes que dan por terminada la crisis o están más que hartos de quedarse en unas ciudades invivibles en verano.
Pero La Manga es caso aparte, uno de los primeros resorts creados por el franquismo más casposo, donde la contaminación y las consiguientes invasiones de medusas han convertido el charco interior en una trampa para incautos y amenaza el turismo de tercera categoría de años venideros.
Pero es que además, el pasado sábado la rotura de una tubería de aguas negras provocó una inundación de agua fecales en la Gran Vía de la Manga y constantes llamadas de vecinos protestando por el olor y la tardanza municipal en solucionar el engendro.
El colector había reventado por sobrecarga, según los técnicos. Más nivel de agua para su laguna interior. Fecal.

Bye, bye, British

Brexit y turismo

El club del Brexit y el turismo insostenible

Ya conocemos a los británicos por su forma de viajar: hooliganismo, borracheras, peleas, gastar poco y reivindicar el fish & chips como producto estrella de un programa para gastropaletos como MasterChef.
Dicen que algunos de los que pueblan las costas españolas, del norte sobre todo, son cultos y sofisticados. Leyendas urbanas.
El triunfo casi seguro del Brexit, va a aliviar la presión del turismo insostenible en costa e islas. El año pasado nos visitaron, quince millones y medio de turistas británicos que se dejaron unos catorce mil millones de euros. Con la eventual depreciación de la libra que seguiría a la salida de la Unión, el número de turistas disminuiría notablemente.
Por no hablar de lo que puede suponer para los 300.000 residentes ingleses en España despojándolos automáticamente de servicios sociales y sanidad y desincentivando la compra de viviendas.
O sea que no hay mal que por bien no venga. Y como dijo Marx, Groucho, «no pertenecería nunca a club que admitiera gente como yo». ¿O era como ellos?

Aire acondicionado en el infierno, bibliotecas en las playas

Benidorm contra el Todo Incluido

Benidorm contra el Todo Incluido

¿Para qué vas a ir a un bar o a un restaurante a gastar si ya lo tienen incluido en el precio del paquete? Eso han debido de pensar los hosteleros del racial Las Vegas Ibéricas (al menos igual de cutres que el original, pero sin el Rat Pack y sin su película de Resacón) y se han decidido a crear una comisión para estudiar el fenómeno.

El pleno del Ayuntamiento ha aprobado por unanimidad la propuesta del grupo municipal socialista para crear una comisión “política y técnica” para el estudio del impacto de la práctica del Todo Incluido en la ciudad y en los establecimientos hoteleros de la capital turística de la Costa Blanca.

De entrada han señalado que ahora la oferta de la pulserita llega al 20% pero no descartan que en pocos años llegue al 40%.
En esta deriva chavista-madurista incluso podrían llegar a proponer abrir alguna biblioteca con puerta a la playa. Y encargar a Maradona, el que hacía anuncios para la Generalitat defendiendo la abstinencia de los niños contra las drogas, ¿recuerdan?, que promocione los efectos de la lectura en los cerebros de los adolescentes botelloneros británicos.

Pues precisamente eso ha sido lo que ha hecho la Biblioteca Pública de Carboneras (en la foto) en pleno Parque Natural de Cabo de Gata. Ofrecer a los niñ@s un carrito lleno de libros situado en la playa. Es que todavía hay clases…turísticas.

Barcos sin honra, islas rebosantes

El imparable debate sobre los límites del turismo 

Los lobbies de hoteleros y vacacionistas rugen. Tachan de comunistas, filoterroristas y chavistas-maduristas a todo aquel que pretende poner un poco de orden en este país abocado a ser en exclusiva de ladrillo y camareros. 
Hasta que tropiezan con la denominada «economía colaborativa», es decir con las compañías estadounidenses que están haciendo su agosto merced a su tecnología, Uber y AirBnb principalmente. Ahí se reconvierten en nacionalistas-intervencionistas y denuncian que eso ya no es petróleo, sino chapapote.
Dos nuevas noticias han saltado a la palestra, que los barcos masivos, los Benidorm flotantes para turistas particularmente torpes, dejan poco dinero en destino y multitud de inconvenientes en los puertos donde atracan, incluida la contaminación de un fuel oil pesado que ahora se descubre cancerígeno. Y el concejal de la pérfida «hada» Colau, Agustí Colom, plantea, «ordenar» el sector y «limitar» su atraque en el puerto de la ciudad.
Y que Formentera estalla por las costuras literalmente, con 20.000 coches foráneos en sus 83 kilómetros cuadrados y cientos de barcos, barcas y golondrinas en sus 69 kilómetros de costas, según publica El País, que importa turistas y coches y exporta la basura que producen. Con 12.000 habitantes y cerca de 50.000 turistas anuales constituye el sueño húmedo de los fundamentalistas de Soria, Borrego y sus huestes, el equivalente a 160 millones de visitantes en España
Hasta el PP aboga por poner una tasa turística a los vehículos. Su líder en Formentera, José Manuel Alcaraz ha debido ser  abducido por el fantasma de Chaves en forma de pajarito, tal y como se le aparece a Maduro antes del culebrón que precede a sus siestas o a la democracia de baja intensidad e ínfima calidad que practican en Venezuela.

Borreguismo turístico

Aluvión de turistas foráneos

Aluvión de turistas foráneos

Hay que tirar de cifras sin importar la calidad. No importa que el empleo sea de ínfima calidad, sobre todo en hostelería como ha denunciado CC.OO. y que haya crecido menos que el aluvión turístico. Lo que importa son las cifras para utilizarlas como arma arrojadiza contra la oposición y esgrimirlas ante las próximas elecciones. 
No importa que los turistas gasten cada vez menos de media por persona si podemos utilizar la cifra a pelo, es decir, afirmando que gastan más porque como vienen más sube el monto total de gasto. Es un argumento para tontos pero da votos. 
La rambla turística crece como la espuma de un cava barato. Ya han pasado por aquí 29,2 millones, un 4,2% más que el año pasado. Sobre todo alemanes, ingleses y franceses y ¡albricias! muchos chinos, que todos creen que va a ser el maná del futuro, sin mirar al costado, es decir que ha reventado la burbuja bursátil del país asiático. Y de los rusos ya no nos acordamos de cómo era el color -negro- de sus rublos.
Mientras, Isabel Borrego, la inoperante Secretaria de Estado de Turismo tira todas las piedras que puede contra el Govern Balear y les acusa de no querer turistas. Tanto es así que el siempre pacífico Biel Barceló, le ha pedido una reunión para limar asperezas.
Todo por Mariano que se puede quedar sin parroquia en noviembre, aunque de paso se machaque un tanto esa entelequia absurda que se llama Marca España, que anda de capa caída ahora que Casillas se ha ido a Oporto a cobrar los 17 millones de nada que le debían por ser un prócer patrio y que la señorita Carbonero nos haya hecho renunciar al único momento gracioso de Tele5 . Lástima que Borrego no siga los pasos de la mediática pareja.