Los verdaderos hombres en negro

los-hombres-de-negroAirBnB se hace agencia… colaborativa

Ante la indignación de las agencias de viaje, AirBnB mecido en los cálidos brazos de la Trumpeconomics, ha decidido dar el paso de convertirse en agencia «para recuperar la magia» tal y como apunta, Brian Chesky, consejero delegado de una compañía que vale 30.000 millones de dólares en bolsa.

Ofrecerán vuelos, transporte, clases de idiomas, guías locales… Y todo sin regular, por negro, y por supuesto sin cotizar un euro a la seguridad social. Es… la magia del capitalismo como decía un antiguo prócer pasiego de Telefónica antes de comprarse un pazo y montar una agencia real que acabaron ambos en fiasco.
Claro ahora los agentes se rebotan. Vicente Pizcueta de FETAVE, una de las patronales del sector se acaba de caer del guindo: «Las grandes empresas tecnológicas están aplicando un capitalismo salvaje y radical, pero parece que están bendecidos por el ‘glamour’ de las nuevas tecnologías. Y así acaparan mercados como el del transporte, el del turismo o el financiero. Estamos viendo pasar nuestro cadáver».
Mientras en Dinamarca, que no se andan con puñetas, acaban de declarar ilegal a Uber, los taxistas de negro. La multinacional se muestra decepcionada que ahora que los americanos votan masivamente por volver a los tiempos del esclavismo vía Ku Klux Kan, se prohiba que los trabajadores blancos vuelvan al feudalismo. No es justo, se duelen, ya no hay libertad…

Hemos ganado, pero no sabemos quién

El emisor se dispara... presuntamente

El emisor se dispara… presuntamente

Las estadísticas en España son como ese gallego que tras los resultados de todas las elecciones repetía que habían ganado los nuestros, aunque no sabia quiénes eran.
A pesar de los cuatro millones de parados, el empleo precario y la brecha social, los pagos de los residentes españoles en el extranjero se han disparado según el Banco de España llegando a niveles de la burbuja inmobiliaria cuando los prohombres del ladrillo llegaban a las agencias con una bolsa de plástico repleta de billetes de 500 euros.
En julio se destinaron a viajes al extranjero un total de 2.079 millones de euros, un 19,1% más que en el mismo mes de 2015 (333 millones adicionales). Este dato también es muy superior a los 1.390 millones desembolsados en julio de 2007. Entre enero y agosto los pagos por Turismo ascienden a 11.628 millones de euros, un 18,5% más que en los mismos meses de 2015.
Bien es verdad que en esas cifras se incluyen los viajes de los inmigrantes a sus países de origen, de manera puntual o definitiva y los de los españoles residentes forzosos en el extranjero por razones de trabajo, 2,3 millones según el INE.
El turismo de lujo se ha mantenido en estos años haciendo poco ruido con sus safaris y sus mercadillos navideños. El de clase media, adalid de las lunas de miel, sin embargo se ha tornado en viajes más cortos, más cerca y en muchas ocasiones al lugar de trabajo.
La propia debilidad del emisor español, -España está nueve puntos por debajo de la media europea, en el mismo pelotón de Rumanía y Bulgaria-, hace que las encuestas y cifras sobre el sector sean pocas, malas y erráticas.

Más concentración en el emisor

Barcelaí

Barceló compra Catai

Gabriel Subías, el ex Orizonia que fracasó con ese grupo y con su marca insignia Kirunna, se ha salido al fin con la suya y compra el icono español de los viajes de lujo de Matilde Torres y familia, Catai, que marcó un antes y un después en la tour operación emisora española.
Se unirá al grupo de tour operadores en la órbita Barceló, Quelónea, Jolidey, laCuartaIsla, LePlan, LeSki, Jotelclick y Special Tours, siguiendo así la tendencia a la concentración de mega grupos europeos como Tui o Thomas Cook. No mueven las mismas cantidades de personas, pero sí lo hacen en condiciones de semi monopolios.
Una mala noticia sin duda para el sector.

Los viajes al extranjero hacen parrilla

Deslizamiento del euro frente al dólar

Se igualan en términos reales los niveles de 2007 

Por fin los pagos al extranjero, es decir los residentes que viajan, llegan a situarse en niveles precrisis, arrastrando 29 meses de subidas ininterrumpidas. Así lo acredita el Banco de España, que registra una cifra superior al 15% desde el pasado año por estas fechas. 
Exactamente 13.100 millones de euros en los diez últimos meses. Claro que falta por contabilizar la campaña navideña que ha sido flojísima según todas las fuentes, ya que el grueso del consumo ha recaído en actividades típicamente navideñas y de interior.
También habría que descontar la depreciación del euro frente al dólar, aproximadamente de un 18% ya que buena parte de los pagos en moneda extranjera se siguen haciendo en el billete verde, y una buena parte de los destinos favoritos de los viajeros españoles son a Estados Unidos.
Todos los analistas coinciden en que el deslizamiento a la baja del euro continuará este año. Por eso mismo hay que desconfiar. También decían el año pasado por estas fechas que 2015 iba a ser el año de la renta variable, sobre todo en España. Resultado, la peor de Europa, con una bajada del 7,1%. Pero, los gurús de las finanzas viven de los desmemoria ¿quién se acuerda ya de eso?

El Mediterráneo Sur en guerra

Y ahora Turquía

Y ahora Turquía

El Mediterráneo se ha convertido en un auténtico avispero, sobre todo su orilla sur, lo que no deja de acrecentar el destino España, como receptor de millones de europeos ávidos de sol y playa. 
Ya hemos llegado a los 60,4 millones de turistas, aunque el saldo de la balanza de pagos haya bajado, sobre todo debido a que los pagos en el extranjero han experimentado un salto cualitativo, hasta los 11.600 millones, un 14,8% más que en el mismo periodo del año pasado. El turismo emisor escala hasta acercarse a niveles precrisis.
El último episodio de la guerra, el derribo de un segundo avión ruso a manos esta vez del sultán turco, tras la bomba yihadista a un avión de pasajeros, impone severas restricciones al turismo en la antigua potencia colonial otomana, a la que, por cierto, perteneció Siria durante siglos antes de convertirse en colonia… francesa. Rusia, segundo emisor turístico en la zona, ha decretado el fin del turismo de sus nacionales en las costas turcas. 
Mientras Erdogan, el gran beneficiado de la guerra, juega con los refugiados abriendo y cerrando el grifo, se beneficia del petróleo de los terroristas abriendo la frontera en la zona de control de Daesh, machaca como siempre, desde el genocidio de principios del siglo pasado, a sus archienemigos kurdos, enemigos también de los yihadistas, y chantajea a la Unión Europea y a la OTAN. Poco le importa el turismo, y menos los cuatro millones de rusos que se tuestan en sus costas. Volverán a India y España, donde tan bien se les recibe a ellos y a sus rublos.
¿Volverán alguna vez los turistas a Egipto, Túnez, Libia, Turquía, Argelia, Jordania..? se preguntaba The Guardian hace unos días.
Sí, pero sólo para los aventureros. Los turistas que buscan relax, piedras y playas lo fían a largo plazo, muy largo. Siempre les quedará Marbella, ahora que París ya no es una fiesta.

Camareros, precarios y mal pagados

Mucho turismo, poco empleo

Las agencias y tour operadores no crean empleo a pesar de los incrementos de facturación en turismo, tanto emisor como receptivo.
Desde el máximo de 2007 y tras los cierres de Marsans y Orizonia, reabsorbidos en parte por la competencia, el empleo en el sector no ha llegado a esas cifras, en torno a los 56.000 puestos de trabajo. 
Tras tocar fondo bajando del listón de los 50.000 en 2012, la recuperación del emisor, que diversas fuentes cifran entre un 6% y un 15% sólo en el último año y que apuntan según el Banco de España a alcanzar las cifras de gasto de los años de la burbuja, 15.000 millones de gasto en el extranjero, apenas ha repuntado hasta los 52.934 puestos de trabajo, cifras del INE. 
Todo ello en un año de máximos históricos con una previsión de 68 millones de visitantes, un 40% más que en 2009. En ese año la media de personas que estaban dadas de alta en cualquiera de las tres actividades ligadas al turismo (hostelería, restauración y agencias de viaje) era de 1,91 millones;seis años después, esa cifra ha subido “tan solo” un 10%, hasta los 2,10 millones, frente al 30% de las llegadas de turistas extranjeros y el 40% veces menos que los ingresos. 
Y de los salarios, con una bajada del 0,8% hasta los 1.174 euros brutos al mes frente a la subida de la remuneración media en España, que ha subido un 2,3% hasta los 1.881 euros y de la precariedad, mejor ni hablamos. Sólo el sector doméstico ha registrado bajadas mayores.
Sí podemos hacerlo de los beneficios por habitación, que registra una subida del 15,7% desde 2010. O dicho de otra forma, ocho euros más por habitación que en 2009. Los hoteleros, al margen de moratorias, se frotan las manos. Hasta sacarles humo.

Turismo emisor, de la miseria a la pobreza

No haga como Franco, viaje al extranjero

Sube un 15% el gasto en viajes al extranjero

El turismo emisor español siempre ha estado a la cola de Europa, primero por la pobreza endémica de este país y segundo por su propio atractivo, que no invitaba a salir a no ser que se tuvieran ganas de ver mundo, de ensanchar el espíritu y la mente, y hacer lo contrario que Franco, que sólo viajó a Hendaya y eso porque le había citado Hitler.
Según un estudio del Instituto de Estudios Turísticos, el turismo emisor, los españoles que viajan al extranjero, son pocos, sólo un 7,7% del total de viajeros, y lo hacen sobre todo  a destinos fronterizos, con Francia a la cabeza, seguida de Portugal, Italia y Marruecos, que en total acaparan un 71% de viajes. Pero si a los fronterizos les sumamos Alemania y Reino Unido, la cifra alcanza el 85%.
Efectivamente estamos a la cola de Europa en viajes al extranjero, nueve puntos inferior a la media europea-, en el mismo pelotón de Rumanía y Bulgaria. 
El final aparente de la crisis, sobre todo en el aspecto psicológico, ha dado alas al turismo emisor en esta temporada. Según el Banco de España los españoles han gastado 6.388 millones en viajes al extranjero en la primera mitad del 2015, con un aumento del 15% sobre el mismo periodo del año anterior. 
Habrá que esperar a los datos del segundo semestre para confirmar la recuperación de un sector desarbolado tras la crisis de 2007.

Poco y cerca, el emisor eternamente gripado

CAmbia la metodología, siguen los hábitos

Cambia la metodología, siguen los hábitos

El Instituto Nacional de Estadística publica por primera vez resultados de la Encuesta de Turismo de Residentes (ETR/FAMILITUR) relativa al primer trimestre de 2015, que viene a sustituir la encuesta de Movimientos Turísticos de los Españoles.
Es tradicional la falta de datos sobre una actividad de poca relevancia como es el turismo emisor. Precisamente por su bajo impacto sobre el turismo, ya sea porque este es fundamentalmente receptivo, ya sea porque los españoles viajan poco al extranjero, apenas un 8,4% de los viajes totales, que son 32.663.764. De hecho, se viaja menos al extranjero que a Castilla León y algo más que a Castilla La Mancha.
Y del total de viajes al extranjero, 2.600.000 viajes, casi 850.000 se consideran meras excursiones, esto es, salidas de un día sin pernoctación, es decir a Portugal y Francia fundamentalmente .
Lógicamente la motivación mayoritaria de los viajes al extranjero fue el ocio, el 45,8% seguido de negocios con el 22,9%. La opción prioritaria fue el hotel, 49,2% y el medio de transporte favorito el aéreo, 68,6%.
También como ya es habitual, el número de viajeros que optaron por un paquete es mayor entre los que salen al extranjero que los que se quedan en casa, aun siendo ambas magnitudes muy bajas.
Y las comunidades más emisoras son Madrid y Cataluña.
Es decir, los sospechosos habituales de lo poco que se viaja al extranjero, uno de los países de la Unión Europea que menos lo hacen, sobre todo desde que pinchó la burbuja del ladrillo, para ser más exactos, España está nueve puntos por debajo de la media europea, en el mismo pelotón de Rumanía y Bulgaria. 
Por cierto, este año, todos los rumores, porque a falta de datos todo son rumores, indican que se está vendiendo menos Caribe que nunca porque no hay más que fijarse en el raid a la baja que protagonizan los precios de los paquetes a Cancún, República Dominicana y demás vecinos  y que la estricta minoría que frecuenta las agencias independientes se ha visto algo reforzada según la encuesta del Banco de España sobre gastos en el extranjero. Concretamente el año pasado subió un 9,8%. 
Es decir, las mismas cifras de siempre sobre los anoréxicos números habituales.

Bochornoso vídeo de ACAVE

Empieza la campaña

«Promueve» las agencias presenciales ahora que empieza la campaña

El turismo emisor se recupera de los 7 años de travesía del desierto que lleva sobrellevando, con poca agua, desde 2007 cuando había 12.000 agencias en España, el doble por habitante que en Alemania, y la gente invertía el dinero, blanco y negro, en viajar «este fin de semana pero no sabemos dónde», armados de una bolsa de plástico donde sobresalían los billetes de color morado.
Lo afirma el Banco de España: los pagos al extranjero rozaron los 4000 millones hasta abril, la mejor cifra desde 2008. Y eso a pesar de las sibilinas campañas de Soria y sus muchachos para que la gente se quede en España a la orillita del mar.
En estos días se prodigan las declaraciones y notas de prensa en la que todo el mundo, bueno todo el mundo menos Nautalia, dice que todo es fantástico, que las ventas van como un cohete y que la recuperación sigue su imparable marcha tanto en receptivo como en emisor.
Esto a Diaz Ferrán, cuyo juicio empieza en unos días y que le piden entre 15 y 20 años de cárcel, le da igual. Despechado tras la derrota de una de sus mejores amigas a la alcaldía de Madrid y repudiado por la CEOE que con tanta brillantez presidió, sólo la política de reinserción carcelaria le brinda algún consuelo.
Todo tiene que ir bien, hay que animar el negocio, sí, pero caramba, tampoco había que hacer ese vídeo que ha hecho ACAVE, la patronal de agencias especializadas que siempre ha sido una asociación juiciosa, equilibrada y de mucho seny. Algún creativo de esos que pululan por las agencias y YouTube les ha metido un gol. O eso, o lo ha patrocinado la Asociación de Burros Taxi de Mijas

Pereza viajera en 2015

Bajada del turismo emisor

Bajada significativa del turismo emisor

Según el oráculo Familitur el año 2014 generó una subida en los viajes de los españoles, el turismo emisor, del 19,1%  pero 2015 empieza con mal pie, con bajadas de viajes al extranjero de menos 9,5% y los domésticos con una cifra también negativa respecto al año anterior del 16,5%.
Tanto en Madrid como en Cataluña, los principales focos emisores, han descendido en viajeros un 18,9% y un 26,7% respectivamente.
¿Fue un espejismo el que se produjo en 2014, después de siete años de crisis que hicieron que cerraran casi la mitad de las agencias de viaje, pasando de 12.000 a poco más de 6.000?
¿Habrá influido el control de pagos en efectivo, hasta los 2500 euros, que promete mayor rigidez y menor límite en el futuro?
¿Se ha producido un cambio de tendencia cuyos ciclos suelen durar al menos 10 años?
¿Seguirán los viajes el mismo camino hacia un abismo no retornable que la lectura?