O’Leary el payaso ultra low cost

Ryanair, ultra low cost

Ryanair pide a los hoteles contención de precios

El irlandés más incontinente y uno de los más ricos de la isla, el CEO de Ryanair, quiere llenar España de turismo low cost y exige a los hoteles que frenen la escalada de precios que llevan protagonizando desde finales de 2015, con unas subidas que rondan el 25% para el año que viene.
Máxime cuando la aerolínea pretende trasnportar a la mitad del turismo que entra y sale del país y bajar sus precios, en base a la previsible bajada del queroseno, en torno a un 10%.
Es decir, más turistas ultra low cost debido a la masificación producida por un cóctel imbatible: billetes baratos más habitaciones de saldo y en negro.
El gasto por turista en julio de este año ha caído un 2,09% hasta situarse en los 1.72 euros por visitante según Egatur y el INE y la estancia también se redujo 0,6 días sobre la media hasta alcanzar los 8, 3 días.
Es decir más turismo insostenible, más monocultivo hostelero, menos empatía con el turismo masivo e invasivo.

Esta noche gran velada: Ryanair vs Edreams

Mis sueños son tus pesadillas

Mis sueños son tus pesadillas


Sigue el conflicto entre la aerolínea ultra low y la agencia ultra online ahora con denuncia de la irlandesa contra eDreams, esa que protagonizó la primera y más veloz salida a bolsa acordeón del mundo. De 11 euros a poco más de uno. A rebufo del mismito Fernando Alonso.

La primera acusa a la segunda de copiar el diseño de la web, engañar a los clientes con tarifas falsas  y de paso le echa el muerto a Google por permitir a eDreams utilizar dominios engañosos.
La segunda acusa a la primera de no permitir que las agencias pongan a disposición de los consumidores todas las tarifas y reservarse las mejores.
Ambas tienen ya sentencias en contra, en Alemania y en España; una, Ryanair, por competencia desleal, y la otra por utilizar dominios engañosos.
Los clientes, como siempre, serán los perjudicados, pues la aerolínea trucha del payaso O’Leary no admite billetes que no sean comprados directamente y puede anular los eDreams cuando le plazca y podemos (con perdón) creer estar comprando a la aerolínea directamente en vez de una página que se asemeja mucho con prácticas que rozan el phising.
Un combate donde pierden los espectadores que parecen asistir a un concierto del aquel grupo gallego, Golpes Bajos.

Curro se pasa a Ryanair

Nuevo fase en el asalto a los cielos

Nueva web y nueva fase en su asalto a los cielos

Al principio fue la orgía de precios baratos, regalados a los viajeros en algún caso o sobre los cinco euros, con un servicio que rozaba la agresión, era claramente contrario a las normas de los consumidores europeos y cobrando con largueza vía subvenciones de las diputaciones o comunidades autónomas, «engrasando» el mecanismo cuando era necesario.
La segunda fase consistió en callar al bocazas de O`Leary, rebajar un punto las condiciones de a bordo, ya no se cobran los 8 euros de extorsión por embarcar la ensaimada en Mallorca por ejemplo, ni los 50 por no llevar tarjeta impresa. Ahora toca exprimir al máximo al personal de tierra, al handling, y mirar al futuro de los viajes de negocio, algo en lo que EasyJet les llevaba una buena delantera. Incluso estaban dispuestos a coquetear con las agencias de viaje.
La tercera fase pasa por la web, que incorpore comparador de precios, y facilite otros servicios ad hoc, por ejemplo entradas al fútbol y conciertos. Solo les falta vender hielo, vasos de cartón y otro material para el botellón. Además de seguir ofreciendo habitaciones y suponemos que también coches de alquiler después de despedir con cajas destempladas a Hertz. Ya en el colmo de la modernidad incluso están pensando en llenar los vuelos interoceánicos de la competencia seria, KLM Air France y sobre todo IAG a través de su paquete en Air Lingus que todavía no han soltado.
El CEO, ahora trapense, en un arranque de entusiasmo después de algunas pintas de Guinnes, ha proclamado que quiere convertirse en el Amazon de los viajes. Incluso admitiendo comentarios en su web. Desde aquí les retamos a no censurarlos.
En cualquier caso las comparaciones son odiosas, sobre todo después de años de comprobar lo bien que lo hace la compañía de Jeff Bezos. En todo caso, podría compararse con Dia, instalando un desfavorecido con La Farola delante de las puertas de embarque.

Cierre, despido y apertura

El annus horribilis de Malasya Airlines

El annus horribilis de Malasya Airlines

El público tiene la memoria flaca. Excepto los deudos, claro, de las 537 víctimas de los dos siniestros de la aviación en 2014, ambos de la compañía malaya. La compañía de bandera del país asiático cierra por quiebra tras la desaparición ¿forzosa? de uno de sus aviones, el MH 370, y el misilazo que la guerra entre Ucrania y Rusia le endosó a otro el MH17.
Pero ya andaba renqueante antes de esos dos sucesos que presumiblemente no se han debido ninguno a mala praxis de Malasya Airlines. No aguantó la subida de los carburantes y la competencia regional, aunque ahora parece que precisamente otra de las protagonistas de la zona, Thai Airways, también se tambalea y ha anunciado la clausura del único vuelo directo desde España a Tailandia para después del verano.
Y la transformación de una compañía en otra nueva, se hace al estilo «nueva economía». Se cierra una, MAS, se despide, se crea otra, low cost, MAS Bhd, y se contrata a los mismos por menos dinero y menos derechos. Una buena parte, 6000 del total de 20.000, se queda en la calle.
Si se entera O’Leary, el capataz de Ryanair, ahora que se enfrenta a una huelga de handling en España, cierra la actual y funda SlavesAir, o sea Air Kunta Kinte. Como esas otras que tienen TCP en exclusiva pero sólo por 100 días al año. 

Autobuses con alas

Las low cost arrasan en Europa

Las low cost arrasan en Europa

Tras una tregua táctica, las low cost vuelven a lo más alto del podio en Europa, de la mano del mayor de los antaño villanos, Ryanair, enfrascada en un proceso de aggiornamento, en que ya no maltratan alevosamente al cliente y su CEO no se dedica a poner la guinda insultando su inteligencia.

Así, los asientos han crecido un poco, no machacan al viajero durante cada minuto del vuelo por la megafonía, y los TCP’s ya no te miran perdonándote la vida por ser tan cutre de viajar en la aerolínea irlandesa.

Según el Instituto de Estudios Turísticos, la mitad de los turistas que llegaron a España lo hicieron en low cost, siendo la mayoría británicos y Cataluña el principal destino, aunque Barajas creció un 35%.
Ryanair, Easyjet y Vueling se llevan la palma, aunque también comienzan a despuntar en el horizonte Norwegian e Iberia Express. Iberia, la seria, siguen en el tercer puesto en España, y saca alguna cabeza, unos 500.000 pasajeros, a Air Europa, situada en tierra de nadie, ni seria, ni de bajo coste, sino todo lo contrario.
Es cierto, Ryanair mejora, pero estrujado en un avión a reventar a las 11 de la noche en Palma, entre maletas con ruedas y acogotado por las cajas de ensaimadas, uno se pregunta si el pasaje podría abandonar la nave a tiempo en una emergencia. Es como la Circular madrileña en la ruta de los hospitales de Moncloa en hora punta, pero con megafonía.

Permanezcan absortos en sus pantallas

El móvil en aviones y vagones

El móvil en aviones y vagones

Ahora que ya podemos volar conectados, para que el suplicio para los que no puedan permitirse la clase Business sea aún mayor, el Whatsapp puede salvarnos el viaje, cosa que ya está ocurriendo en Renfe incluso si no viajamos en esos vagones que la compañía ferroviaria denomina Coche en Silencio y que a veces tampoco nos libran de las constantes llamadas e interminables conversaciones del todo superfluas.
Cinco Días publica hoy un artículo sobre el WiFi en los aviones, cuánto vale y cuánto nos cuesta el mega. Iberia lo empieza cobrando a euro el megabyte y solo está accesible en vuelos transoceánicos.
Lo peor llegará cuanto se pueda hablar libremente por el móvil, enjaulados en nuestros asientos cárcel y escarnecidos por unos tratantes de ganado ascendidos a TCP’s en las compañías low cost, también conocidas como Ryanair y similares, a pesar de la mentirosa campaña de marketing emprendida por Michael O’Leary, ahora más conocido como el trapense o Harpo, el mudito.
Por fin el Whatsapp sirve para algo, aumque no libre a la mayoría de permanecer absorto en la pantalla de sus móviles, ese arma de espionaje y destrucción cerebral masiva.

Al avión se viene a sufrir

Asientos más estrechos o más caros

Los asientos más estrechos o más caros

Viajar en avión es una experiencia mucho peor que viajar en autobús. Lejos quedan los tiempos del glamour, de la exclusividad y la elegancia… Ahora ese lujo está reservado a (muchas) líneas de autobuses con amplio espacio, privacidad y público mucho más educado y menos botellonero.
La batalla reside en el espacio, tal y como publicaba ayer El País, que se va reduciendo paulatinamente para meter sardinas pax en el espacio más reducido posible, a no ser que se pague un extra. Y no es que sea incómodo, es que puede llegar a ser peligroso por la posibilidad de desarrollar un trombo debido a la inmovilidad.
Defiende rodillasSeatguru, la página web que constituye el referente sobre asientos en la aviación comercial señala que el espacio para las piernas se ha reducido en 3 pulgadas, 7,5 cm, lo que a veces imposibilita abrir un portátil y origina verdaderos conflictos si el pasajero de adelante reclina el asiento. De hecho ya se vende por internet dispositivos para impedirlo, como el conocido knee defender  tal como publicó recientemente El Viajero Inmóvil .
Pero también se ha reducido el ancho de los asientos, a pesar de la ola de obesidad que se abate sobre los países occidentales, exactamente una pulgada menos. Y los aviones que tiene previsto fabricar Airbus y Boeing en los próximos años son de pasillo único. Salir del asiento será un suplicio o un ejercicio de contorsionismo.
Y viene especialmente a cuento la clasificación que ha realizado la página O2B de las mejores clases turista: por este orden, Singapore Airlines, British Aiways, Emirates, Iberia, (sí, Iberia, han leído bien) y Qatar Airways.
Como dice O’Leary, que ha pasado de interpretar al payaso tonto a hacerlo de payaso augusto, a la vez que consejero delegado de Ryanair, los aviones son ahora autobuses con alas. Ojalá.

Alcorconazo online

Ryanair afea su conducta a eDreams

Ryanair acusa a eDreams de engañar a sus clientes

El acabose, la humillación definitiva, ridículo histórico… La aerolínea irlandesa, epítome de todas las prácticas chapuceras, trileras y charcuteras que pueden realizarse on line a la hora de vender sus tarifas y que acaba de ser acusada en Francia de hacer dumping social en detrimento de sus trabajadores, acusa a eDreams de engañar a sus clientes.

En una carta remitida al Conejero Delegado (sic) de eDreams, Javier Pérez-Tenessa, la compañía de O’Leary escribe para  «reclamarle una vez más que respete la normativa sobre transparencia de precios». La low cost, que no permite la distribución de sus vuelos en el ‘portal’, acusa al mismo de «engañar a los consumidores».

Asimismo afirma que eDreams oferta tarifas que no existen. Probablemente a precios abusivos, como el que marcó su salida a Bolsa que cifró el valor de la compañía en más de 1000 millones de euros.

Las carcajadas aún se oyen en el parqué.



O’Leary se baja de la burra

Ryanair se baja de la burra taxi

Ryanair se abre a agencias y clientes

En una entrevista concedida por el histriónico consejero delegado de Ryanair, Michael O´Leary, a raíz del Congreso de Aerolíneas de Bajo Coste celebrado este pasado fin de semana en Londres, la low cost más dura del panorama de la aviación anuncia una verdadera revolución en sus hábitos comerciales debida a la caída de beneficios.
El cambio consistiría en abrirse a las agencias, hasta ahora vetadas y humilladas por Ryanair, en un intento de atraer viajeros de negocios como ya hace su archienemiga EasyJet, y también siguiendo el mismo ejemplo, cambiar una web en la que ahora prima el desprecio por el cliente, por otra más transparente. También se contempla abrir el aeropuerto de Londres Stansted a la posibilidad del medio y largo radio y a «prestar» su red europea para alimentar vuelos de largo radio.
También O’Leary ha apuntado su interés por crear una nueva marca para volar a los Estados Unidos. Esperemos que en mejores condiciones para sus pacientes. Porque no es lo mismo aguantar Ryanair un par de horitas a lo sumo, que las ocho de un vuelo transoceánico… con una banda de escoceses borrachos.

Ryanair entra en pérdida

Ryanair entra en pérdida

El modelo hace aguas y el petróleo amenaza caos

La anunciada acción de venganza de Estados Unidos contra Siria, -sin saberse todavía qué modelo de intervención exitosa adoptará,  si el libio, iraquí o afgano-, amenaza con causar una significativa subida del precio del petróleo así como sumir a la zona en el caos.
Pero la sustancial caída de la demanda y el trasvase de compañías serias a low cost encubiertas o mixtas, véase la reciente iniciativa de Iberia, amenaza mucho más gravemente el modelo de Ryanair, basado en el dumping gracias a las subvenciones de las autoridades locales, al pésimo y abusivo servicio con frecuentes reclamaciones que las autoridades, ahora estatales, dejan pasar, y en supuestos recortes en seguridad denunciados por sus pilotos, inmediatamente represaliados por la aerolínea del payaso O’Leary.
Así, sus acciones se desploman un 16% en la bolsa de Nueva York y el 11% en Londres y sus previsiones de crecimiento rozan la parte baja de su propia horquilla, no desdeñándose una bajada mayor.
Como informa Hosteltur «la aerolínea ha tranquilizado a los accionistas avisando que el balance se mantiene y no hay ningún cambio en sus planes para completar la recompra de acciones de al menos 400 millones de euros y de hasta 600 millones de euros a través de una combinación de dividendos o recompra de acciones en 2015».